domingo, 1 de agosto de 2010

Níger Madrigal, Premio de Poesía Rodulfo Figueroa 2010


El cuerpo sitiado es el arribo inminente de la muerte: Níger Madrigal


Por Enrique Hidalgo Mellanes*

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 30 de julio de 2010. Níger Madrigal (Cárdenas, Tabasco, 1962) con el libro Cuerpo sitiado obtiene el Premio Regional de Poesía Rodulfo Figueroa 2010, convocado por el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas, Coneculta. Este galardón se entregará el 4 de agosto , en la ciudad de Cintalapa de Figueroa, Chiapas. Es autor de La blancura imantada, Cuentasueños (o las cuatro pasiones de Xicarú), Artificios de la memoria, Tiempo de otros y Amontonamientos. Es Premio Nacional de Poesía Ramón Suárez Caamal 1992 y Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2007, entre otros galardones obtenidos. Es director fundador de la revista Parva.

Percibo a esta hora en una tarde del mes de julio que la comunicación que tuve con Níger lo tomó por sorpresa. Así lo entendí. Nuestra charla, además de que no nos hemos visto desde hace tiempo, fue sobre sus gustos poéticos y su libro ganador, Cuerpo sitiado.

Eres lector de poesía. ¿Quiénes son tus poetas predilectos?
Sí. Me gusta mucho leer poesía, aunque siempre trato leer de todo un poco. Me confieso lector de poesía. Uno de los poetas al que siempre regreso, puesto que fue el primero que me deslumbró cuando tenía 20 años y me sigue deslumbrando aun, es Cavafis. La poesía autobiográfica me gusta mucho y hay una larga lista pero Seamus Heaney, un poeta irlandés maravilloso, es uno de mis favoritos. También leo mucho a los poetas que escriben a manera de versículo, entre ellos, por supuesto; José Carlos Becerra, Aimé Cesaire, Yorgos Séferis, Odiseas Elitis, Saint John Perse, en fin. De la actual poesía mexicana: José Emilio Pacheco, David Huerta, Coral Bracho, María Baranda, Eduardo Langagne y Raúl Bañuelos. Recientemente leí a un poeta joven, eso creo, por su tono de voz novedoso: Alejandro Tarrab. Te lo recomiendo, excelente poeta. De los chiapanecos me gusta mucho la poesía del maestro Juan Bañuelos y de los jóvenes, Arbey Rivera, Fernando Trejo entre otros.

Platícame ¿Cuáles eran tus prejuicios poéticos juveniles? ¿Qué piensas ahora de la poesía?
Antes de leer a Cavafis, leía más narrativa: cuento, relato, novela y algunas cosas de Neruda como sus Veinte poemas de amor, y vivía inmerso en la melasa de los sentimientos. Más tarde leí otras cosas de Neruda y me di cuenta que la poesía no servía sólo para enamorar chicas. Ahora pienso que la poesía podría llegar a ser la conciencia del mundo –y digo podría, porque en la actualidad la gente no lee o lee muy poco- y no sólo la poesía, sino la literatura en su conjunto. Esa fusión o conjunción de géneros que está bregando en la actualidad será sin duda una especie de elemento regulador para los actos del ser humano, sobre todo de los más reprobables como son la guerra y la destrucción del planeta.

¿De dónde se nutre la vida de los poemas?
De lo que vivo, fundamentalmente. De todo lo que me rodea. Cualquier tema es susceptible de poetizar.

Tu poemario ganador se llama “El cuerpo sitiado”. ¿Cómo construiste o escribiste este poemario? ¿Cuáles son las líneas poéticas?
El
Cuerpo sitiado se fue dando en la medida que mi relación con mi padre se fue estrechando. Mi padre es un hombre de 96 años y está ciego. Entonces cada día yo estoy más pendiente de él. Esto significa para mí un mirar con la lupa, el deterioro del cuerpo, la pérdida de los sentidos, la decadencia física y mental del ser humano. Pero también el arribo inminente de la muerte. Así se fue estructurando El Cuerpo sitiado.

¿Cuál es la relación de “El cuerpo sitiado” con tus otros libros ya publicados?
La cuestión autobiográfica.

Hace tiempo que no has retornado a Chiapas. ¿Cuáles son tus emociones al pensar que pronto llegarás?
A Tuxtla hace ya un buen rato que no regreso, a Comitán he ido invitado por Mirtha Pérez Robledo y otros amigos. Estuve en San Cristóbal el año pasado en el Encuentro de Poetas “Al sur de la palabra”. Ahora iré a conocer Cintalapa y además por un premio. Por supuesto que me siento emocionado y honrado porque Chiapas es un estado de grandes poetas y amigos.

* mellanes509@hotmail.com

3 comentarios:

Oliverio de Rodas dijo...

Felicidades a Níger Madrigal. Un fuerte abrazo.

Manuel Parra Aguilar dijo...

qé curada. felicidades níger. salud desde la ciudad del sol

Poesia Contemporanea dijo...

Me da gusto por el poeta y pintor Niger... ¡Felicidades! Espero tener muy pronto cuerpo sitiado" y un saludo a Mellanes...

TRINO_ZOQUE

Artes poéticas

Revista La Otra