jueves, 27 de noviembre de 2008

curtiduría poética\ Fabián García



[sobre el autor]

(Comitán de Domínguez, Chiapas; 1985). Estudia la carrera de Lengua y Literatura Hispanoamericana en la Universidad Autónoma de Chiapas. Ha colaborado en la revista Mirada Sur (San Cristóbal de las Casas) y también ha publicado en el diario Meridiano 90 de su ciudad natal.


[poética]

Escribo por alguna razón, exactamente no sé cuál, ahora escribo y alguien llora, otro está cogiendo, otro más está muriéndose y quién sabe cuántos más leen un buen poema y se dicen lectores. Es más la búsqueda. La lectura de poemas, novelas o cuentos vino a darme el tiempo a mi tiempo para leerme y entender, no tolerar, sino entender lo que rodea todo lo que hago y en lo que hago está precisamente el todo de lo que estoy buscando –el poder percibir desde la raíz de la piel.

Aún recuerdo la imagen del hombre que se espera a la orilla de cualquier mar sabedor de que no se hallará jamás ahí, pero en el libre agotamiento de irse sabe también que no se pierde, pues muchos hombres han nadado allí como si muchos de ellos fueran parte del mismo.


[selección de textos]

………………El maestro de griego nos decía: las palabras
…………………macularon su antigua belleza. Las palabras
…………………fueron antes más bellas… las palabras…


………………….............................RENATO LEDUC


LEYENDO LOS VERSOS de Garcilaso
he comprendido………no por él
la palabra silencio
tu cuerpo por ejemplo
nada es sin su nombre
sólo carne y montículo de besos no míos

Soledad sin soledad

Aun en la vena de esta frase:
sobre la espalda la uña llora su terca llama
nada es en la piel que no sangra
La boca guarda palabras
que al decirse solas
esconden su triste congoja
Por eso ahora verso tu cuerpo
exánime……..agotando sílabas amargas
para que sin nadie…….en la ausencia de tus ojos
atraviese mi lengua



ESTA NOCHE huele tanto a dolor
que no tengo huesos para respirar
un poco,

desde el polvo que une mis bronquios
trato de ahogar este latido último
trato de huir de este latido último
y no,

la noche tiene el alma
envuelta en otro incendio
que no es el mío
y Ella vuelve al árbol de olvido
cuando mi corteza únicamente vuelve
al incendio de la semilla
que es a la vez mi tumba

pero la noche es también el eco
de mis huesos resanados
y es el eco de mi llanto

y en toda hoja de noche
trato de cobijar mi última costilla
como si fuera esa
la bocanada de cualquier insomnio

1 comentario:

BotayFalda dijo...

Saludos arbitrarios guapos.

(hay dos mentiras en este comentario)

Mentira! :)

Su falda rosa, de siempre (no estoy ebria) Yo

Artes poéticas

Revista La Otra