miércoles, 9 de junio de 2010

Manuel Parra Aguilar

............Fotografía tomada del sitio las afinidades electivas México.

bio-bibliografía

Manuel Parra Aguilar. Hermosillo, Sonora. Realizó estudios de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. Premio Internacional de Poesía Oliverio Girondo 2005, organizado por la Sociedad Argentina de Escritores, SADE, delta bonaerense, San Fernando, provincia de Buenos Aires, Argentina. Junto con Josué Barrera dirigió la revista de literatura «La línea del cosmonauta» Beneficiario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Sonora, 2009-2010. Libros: Más le valiera morir (Poesía) Rivas Hernández, Editores, 2009; Contrataciones (Cuento) Editorial JUS, 2009.


poética

poemas

PIENSO EN UN TIGRE solar y benéfico para mi verso que no teme decir que no.
Confesiones de cacería tengo para este tigre que alumbra cuando sangra,
que ruge cuando clava su dentadura en la agónica presa.
Mas es todo un personaje de lecturas inmediatas este tigre,
..........................oculto en la selva olfática del poema.
Sobre la página marca su territorio el tigre; como una fiera se acerca, asesina, se aleja.
Por eso yo, poeta rubicundo de la caza y la poesía,
persigo al gran gato encanecido,
.............................dolorosamente emputado.


A CELEBRAR NOS lleva Julia,
la muchacha Julia: pantalón y blusa abotonada.
Así quienes la ven lo dicen.
Ensimismada: jamás de los jamases, de los porsiempres, de los ojalás.
En un mundo perfecto: poco original, eso dice.
Algo así como una silla imaginaria
para que la Julia se siente
o un bastidor mental para que Julia pinte esa silla.
¿Una pincelada? Ella quisiera pintar el pan, la mesa que ya no está. Por ejemplo
los cubiertos. No
olvidar la comida sobre la misma mesa, el olor de los aceites.
Ser feliz de vez en cuando.
Así quienes la ven lo dicen. Y los que
no también.


.........Me dejó una navaja
Hasta donde termina la calle también hay faroles encendidos.

En las esquinas se reúnen los muchachos.

Sobre la acera van los turistas que ignoran el peligroso siglo XXI.

Ahora ya habrá anochecido.

También desde que inicia la calle hay faroles encendidos.
......................................................................a carlos córdova

Artes poéticas

Revista La Otra