viernes, 19 de junio de 2009

entrevistas / Caracol de la palabra: Monserrat Hawayek



Tee, novela de Montserrat Hawayet es fiesta de los sentidos

................Por: Enrique Hidalgo Mellanes


El premio nacional de novela breve "Rosario Castellanos" convocado por el Coneculta-Chiapas tiene el reconocimiento de la comunidad literaria de México. Las obras ganadoras son de propuestas narrativas tal y como se demuestran en sus correspondientes publicaciones. Estas obras galardonas, hasta el momento son: Andrés y Diego en la Muerte de Frida (1997) de Rafael Gaona; 1998 (desierto); Devastación (1999) de Guadalupe Ángeles; El Diario de la Riva (2000) de José Martínez Torres; Túnel (2001) escrita por Ricardo García Manau; La Nena y el Mar (2002) de Antonio Malpica Maury; Los elementos del Jazz (2003) de Antonio Malpica Maury; Aún corre sangre por las avenidas (2004) Héctor Cortés Mandujano; Nuevo México (2005) de Mauricio Alvarado; Tee (2006), de Montserrat Hawayek; ¿Y tú qué vas a hacer con tu millón? (2007), de Andrés Antonio Torres Scott y El diablo gitano (2008), de Mauricio Alvarado.

El jurado calificador de la convocatoria 2006 se integró por los escritores Álvaro Enrique Soler, Fabricio Mejía Madrid y Mauricio Montiel quienes decidieron, por unanimidad, conceder el Premio Nacional de Novela Breve Rosario Castellanos a este texto literario. El jurado describió que “la obra posee una voz narrativa original y propia, que responde a los requerimientos de la historia que relata”.

La ganadora de este premio nació en México Distrito Federal el 14 de octubre de 1968. En 2004 obtuvo la beca Jóvenes Creadores para Novela que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes teniendo como tutor a Rafael Ramírez Heredia, mejor conocido como "El Rayo Macoy".

Antes que viniera a Chiapas y a unas horas de enterarse que era la ganadora la entrevisté para la radio de Chiapas. Esta en una versión del diálogo del día 21 de julio del 2006.


La escritora

-Monserrat, tu nombre como escritora es nuevo en el sureste México. Platícame de tu decisión en adquirir el oficio de literario.
-Mi decisión para adquirir el oficio literario obedece a la necesidad de contestarme muchas preguntas. He ejercido el oficio de escribir por encargo durante mucho tiempo haciendo periodismo escrito y guión para televisión, pero generalmente el escribir por encargo tiene sus limitaciones y hacer ficción fue liberador y distinto. Esencialmente había preguntas dentro de mí que no podía responder. Pondré una cita textual de un autor al que admiro mucho y que abunda en como me siento respecto a la escritura. Haruki Murakami dice en una de sus novelas: “Soy de ese tipo de personas que no acaba de comprender bien las cosas hasta que las pone por escrito” Yo me siento igual.

-Uno es producto de muchas lecturas y vivencias. ¿Qué escritores y obras te acompañan en tu creación narrativa?
-Acabo de hacer una tarea en mi taller con esta pregunta, te la pongo textual. Los autores que me han acompañado como amores antiguos son (durante la adolescencia): Ibsen, Julio Cortazar, Albert Camus, Jorge Ibarguengoitia, Joseph Conrad, Charlotte Bronte, Shakespeare, Bukowski.

También me acompañan los “destellos de fascinación”: Fernando Vallejo (La Virgen de Los Sicarios), Elfriede Jelinek (La Pianista), José Saramago (El Hombre Duplicado, El Evangelio Según Jesucristo, Memorial del Convento), Alessandro Baricco (Seda), Coetzee (Desgracia) y Orhan Pamuk (El astrólogo, The New Life, Me llamo Rojo).

Los más cercanos a lo que yo quise hacer en Tee (la novela que gana el Premio Rosario Castellanos 2006) y a mi literatura: Haruki Murakami (Sputnik Mi Amor, Al Sur de La Frontera al Oeste del Horizonte, Tokio Blues), Jeffrey Eugenides (Middlesex) y Marie Darrieussecq (El Nacimiento de Los Fantasmas).

-Rafael Ramírez Heredia es uno de los mejores novelistas y tú tomaste talleres con él. ¿Qué significó para ti permanecer por un tiempo bajo la mirada y la palabra del autor de La mara y El corsario de Salgari?
-Tee es un proyecto que ganó beca del FONCA de jóvenes creadores durante 2003-2004 y Rafael Ramírez Heredia fue mi tutor. Trabajar con el fue un placer. Es un ser muy vital, exigente y con muchas vivencias. Fue interesante trabajar con él porque en ese momento recién terminaba el libro de La Mara y compartió con nosotros parte de las experiencias que tuvo en el territorio de los Maras. En cuanto al significado que tuvo para mi trabajar con él, te puedo decir que lo más enriquecedor fue ver la manera en que el trabaja. Es obsesivo y dedica muchas horas del día a su escritura. Quizás al verlo trabajar me di cuenta de que este es un oficio difícil en cuanto al compromiso que exige. Entre más se difunde tu obra más exigencia editorial existe. Tienes que hacer malabares para escribir, hacer promoción de los libros y vivir tu vida que es lo que alimenta tu literatura.


La novela
-Tu novela Tee ganó el Premio Nacional de Novela Breve Rosario Castellanos. Platícame, por favor de esta novela. ¿Cómo la construyes? ¿Qué narras?
-Mi novela se llama Tee. Te platico un poco. Tee es la historia de un narrador que al construir a su personaje se enamora de ella y siente celos de lo que va ocurriendo en la vida de su creación. El personaje principal es Guinea, una catadora de té y esta historia refleja su obsesión con los olores, un hombre y posteriormente su relación con otra mujer. Habla de algunos temas que me interesan: los sentidos y lo perceptual, la soledad y los problemas de género.

-¿Cuáles son las complicaciones y gozos para escribir esta novela? Tu nombre queda muy cercano al de Rosario Castellanos. ¿Qué significa para ti ésta cercanía?
Los gozos de escribir esta novela han sido: a nivel externo, ganar la beca de Jóvenes Creadores de FONCA con el proyecto y como premio mayor obtener el Rosario Castellanos de Novela Breve 2006 desde luego. A nivel interno el mayor gozo ha sido responder las preguntas que tenía al pensar esta historia. Complicaciones, solo las que entrañan todo proceso creativo y que tienen que ver con mantener el ánimo, creer en tu novela, ser honesto en lo que escribes y tenaz. Yo lo resumo en ser lo suficientemente obsesiva para llevar a las últimas consecuencias la obsesión de tu novela.

Mi nombre queda aún a años luz de Rosario Castellanos, pero ganar el premio que lleva su nombre con una primera novela sin duda es un buen comienzo.

-¿Qué esperas encontrar en Comitán, Balún Canán, en la tierra de Rosario Castellanos?
-La fiesta para los sentidos que es tu estado, Chiapas. Para donde voltees hay algo bello que ver, algo rico para oler o probar, y algo divertido que escuchar.

Artes poéticas

Revista La Otra