sábado, 3 de enero de 2009

alejandría / Arturo González Cosío, "Límites del viento"



Están por finalizar las vacaciones decembrinas y en Poeticárbitraria nos dimos a la tarea de ejercer el derecho a la más soberana de las güevas. Sin embargo, empleamos en este periodo breve no contados espacios para ciertas lecturas y relecturas.

Como pueden constatar, el proyecto busca una cierta renovación visual y de contenido. A partir de ello estamos dando paso a esta nueva sección, denominada "Alejandría", misma que remite a tan legendaria biblioteca, cuna del saber antiguo: en ella recopilaremos selecciones de publicaciones impresas para que nuestros lectores puedan ilustrarse mucho más y conocer a diversidad de autores cuyos libros no alcanzan una buena circulación comercial e incluso, títulos poco accesibles para muchos.

En esta ocasión, una breve selección del libro Límites del viento, del mexicano Arturo González Cosío, publicado en la compilación Los elementos y otros poemas, ISSSTE, 1a Edición, Col. ¿Ya LEISSSTE?; México: 1999. 109 p.


[selección de textos]

El aguaje

Llueve una tarde
en el bosque,
de las hojas brota,
al descampar,
terso y claro
el torrente.
Los pájaros
esperan nerviosos
fluya la cascada
para abrevar.


Crisálida brillante

Frágil y desnudo el trino
cae de la fronda,
hojas y lluvia
alzan la trama,
los pájaros la cimbran
—diáfana crisálida—,
tenue luz matutina.


Hoguera de espejos

Frente al espejo múltiple
que lo regresa a la
hoguera
el fuego viste
el plumaje del sobresalto;
como cuando veo que me miras
desde tu incendio
lánguido y suave
que me envuelve
sin humo, ni dolor,
en llamas de terciopelo.


Inútil fuga

Bogas como velamen
que las olas desgarran,
y guardas indemne
la encendida imagen
de una guerra secreta
que el viento aproxima.

Prevaleces como estatua,
residuo funerario, terco dolor,
testimonio de que nada vuelve
o se repite.
Queda sólo la percepción del viaje,
la inútil fuga.


La trampa

Deja en las tribulaciones del humo
el sitio para los acordes.
Prepara la trampa de la rosa,
captura al colibrí,
revelará sortilegios ocultos:
el retorno de los pálidos guerreros,
la dispersión de las quimeras,
el exacto veneno de la espina.


El ocaso

Las alas del mirlo
cubren la tarde,
el rumor del agua
ronda la inmensidad;
el ocaso esfuma la senda
en los matorrales,
deja ramas y pájaros
a la deriva.



----------------------------
Arturo González Cosío. México DF, 1930. Formó parte del grupo de "Poeticistas" y de la generación "Medio Siglo". En 1984 ganó el premio Xavier Villaurrutia por su libro Pequeño bestiario ilustrado. Otras de sus publicaciones han sido: Poemas, 1978; Los elementos, 1986; Micromitografías, 1987; Animales del mundo en proverbios, 1992.


Artes poéticas

Revista La Otra