viernes, 22 de agosto de 2008

Ulber Sánchez Ascencio



Bio-bibliografía

Ulber Sánchez Ascencio (1979, Tepetixtla, municipio de Coyuca de Benítez, Gro.) Premio de poesía “María Luisa Ocampo” 2003. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (FOECA) 2004 y 2007, jóvenes creadores, en la disciplina de literatura. Premio de poesía “Liliana Huicochea” 2004. Libros colectivos: Más vale sollozar afilando la navaja (Curia, México, D.F. 2004); Mirando la pendiente: acercamiento a tres voces (Ediciones La tarántula, 2007).


Poética

Helena Beristáin dice que el lenguaje poético transgrede, intencionalmente y sistemáticamente, la norma retórica vigente en la institución literaria de su época, porque se aparta de las convenciones poéticas establecidas, procura rebasarlas poniendo en juego la creatividad, la individualidad del poeta. Creo más en un proceso de creación y no de inspiración.



Poemas

Los que miran hacia abajo no duermen

Entonces se me ocurrió pensar
que estábamos como flotando en el silencio,
sin nuestros cuerpos y tan suavemente como hojas.


JESÚS GARDEA



*****

Hay un ojo que mira al silencio de las cosas,
un bruñido de luz,
el adiós marcado por la cumbre del muro,
un retorno tranquilo,
muertos sosteniendo la mirada,
perros devorándose en las esquinas.

El ojo observa.
A la ciudad le han robado sus postes.

No hay manera de dar luto, ni lágrimas, ni párpados sobre los espejos.

Aunque se ignore la equívoca llama de veladoras,
un charco de astros da una sinfonía evasiva sobre la ciudad.

Vuelto el ojo al centro se lamenta en fragmentos de lodo.


*****

Cuando el centauro dormita
el sol hiere la sonrisa de las sombras,
no es posible anclar sobre espaldas de perros.

Tampoco es posible ejecutar
suicidios colectivos de orugas,
o invitar a un recién nacido a una orgía de lobos.

Cuando el centauro dormita nos reconocemos en el odio.


*****

No digo nada.

Una mujer alguna vez secó sus ojos para no llorar.
Así hoy sobre la ciudad no llueve nunca.

No lo dije antes.

Una mujer prestaba sus pechos para dejar mamar
a los que vienen al mundo sin ojos.
Hoy existen ciegos que se vuelven sombras.

No lo sabía, por eso no lo dije antes.


*****

En la ciudad de los ciegos no hay mar.
Los marinos naufragan sobre escombros,
se emborrachan con putas que aman
rotundamente el oleaje.

Si en esta ciudad alguien ama demasiado abre su sayuela,
su camisa, se entierra un cuchillo y se saca el corazón
para ofrecerlo a sus perros.

Por eso el que ama es peregrino desnudo caminando por calles,
/abrazado del último beso de una mujer, de un cuerpo caliente para no morir de frío.

8 comentarios:

Ulber dijo...

Muchas gracias Fernando. Estamos en contacto.

Ulber dijo...

Muchas gracias Fernando. Estamos en contacto.

Ulber dijo...

Muchas gracias Fernando. Estamos en contacto.

Fernando Trejo dijo...

Mi estimado Ulber, fue un gusto conocerlo. Espero sigamos teniendo este gusto por la poesía. Abrazos.

Florentino Solano dijo...

Brother, es un gusto volver a leer algo de tu poesía. Sabes? La primera vez que leí un poema tuyo no le entendí ni máis pero ahora, no presumo haber leído mucho pero algo sí, ahora logro comprender tus poemas y es ahora cuando logro captar su escencia. Me gustaría mucho, si no es molestia, que me recomendaras algunos libros o autores, ya que generalmente opto por los clásicos, pero me gustaría leer algo selectivo desde tu perspectiva. Tal vez no te acuerdes de mí pero hace tiempo intenté ser escritor, pero ustedes me hicieron ver que antes que escritor primero se es lector, por eso no he publicado nada aún porque estoy leyendo y aprendiendo, al menos eso intento.
Gracias y buena suerte. Espero sigas compartiendo textos nuevos.

Miguel Pruneda dijo...

Claro que si me acuerdo de tí Florentino. Es gusto saber de vos, después de mucho tiempo. Y por supuesto que compartiremos algunos ecritores y poetas. Vale, te doy mi correo y estamos más en contacto. Un saludo y suerte...
Correo: ciudad_santa_sara@hotmail.com

eliud dijo...

Ulber saludos y mis felicitaciones por todos tus logros saludos a tu madre que ella tiene mucho que ver en todo.y claro por tener un hijo tan inteligente como tu un fuerte abrazo con carino de Tia Sonia Loeza.

jr Rafa León dijo...

Ulber, recién mis lágrimas caen, Ayotzinapa esta en mi corazón y no puedo más que agradecer que tu poesía me ha dado un respiro, me ha dado una fuerza para seguir llorando... gracias. jrleon@prodigy.net.mx

Artes poéticas

Revista La Otra